La alcaldesa de Alcúdia, sobre las peleas multitudinarias en el puerto: "No creo que se haya ido de las manos"

Esther Ballesteros | 14/09/2021

La alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa (PSOE), ha alejado cualquier tipo de polémica sobre las peleas multitudinarias producidas el pasado sábado en la zona del puerto, que se saldaron con dos detenidos y un herido y en las que los implicados causaron numerosos destrozos en la terraza de un bar y en el mobiliario urbano.

En declaraciones a Crónica Balear, la primera edil sostiene que la situación denunciada por comerciantes y restauradores del Port d'Alcúdia -recriminan que cada fin de semana el "descontrol" impera en las calles- "no se ha ido de las manos" y asevera que las aglomeraciones y botellones que se suceden cada fin de semana "no solo ocurren en Alcúdia".

Sobre las batallas campales del pasado fin de semana, Rebassa destalla que había tres patrullas de la Policía Local y una de la Guardia Civil controlando la zona desde antes de que dieran inicio las reyertas, sobre todo teniendo en cuenta la presencia "gente muy joven" -algunos incluso de 13 y 14 años- "que se junta con la gente de fuera". "No es verdad que no haya vigilancia policial", remarca, subrayando las dificultades que en ocasiones encuentran los agentes para que la situación no se desborde.

"La gente tiene muchas ganas de salir, es una zona de de bares, restaurantes y zonas de ocio, pero no es algo que solo suceda en Alcúdia", subraya la alcaldesa, quien señala, respecto a los pubs denunciados por lanzar agresivas ofertas de alcohol que los jóvenes aprovechan para hacerse con 'cubalitros' y beber en la vía pública, que la Policía Local ya intervino en estos locales y, de hecho, "han dejado de hacerlo".

En cualquier caso, afirma que el Ayuntamiento ha solicitado la convocatoria de la Comisión de Coordinación de Seguridad para analizar qué respuesta conjunta, entre todas las fuerzas de seguridad, se puede ofrecer para poner fin a los incidentes.

En esta ocasión, todo comenzó frente a la terraza de una de las cafeterías de la zona, la pizzería Croasán -que se encontraba ya cerrada-, donde varios jóvenes comenzaron a agredirse violentamente. Los implicados empezaron a lanzarse sillas y a golpearse fuertemente. En uno de los instantes del altercado, un joven cayó al suelo, donde quedó tumbado inconsciente. Los destrozos causados en la terraza son incontables, entre sillas, puertas y cristales fracturados.

Testigos de las contiendas del sábado manifestaron que la situación en el puerto "nunca había sido tan drástica". "Los botellones y el desmadre son continuos", relataba uno de ellos, mientras que otro comentaba que "no hay discotecas abiertas y gente que viene incluso de Sa Pobla, Can Picafort e Inca vienen para beber. Llegan a juntarse hasta dos mil personas".

Sobre la presencia policial, señalaba que los agentes "no dan abasto" y las patrullas que se desplazan al lugar, tampoco. "Las discotecas, que están cerradas perdiendo dinero, ven esto indignadas y la alcaldesa todavía no ha dicho nada", se lamentaba.

Mientras tanto, desde el PP exigían ayer al Consistorio de Alcúdia un incremento del refuerzo policial en el Port. La portavoz de la formación en Alcúdia, Fina Linares, advertía, en este contexto, sobre "el incremento de la inseguridad" en las zonas de ocio y criticó que el Consistorio "no tenga ningún plan para atajar el problema".

"La única manera de atajar el botellón es la prevención en los puntos donde se sabe que se concentra", manifestaba Linares.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana