Armengol asegura que el impacto económico del COVID en Baleares "durará dos años"

Redacción | 14/09/2021

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha augurado este martes que la crisis del COVID-19 "no durará diez años" sino que el impacto económico y sobre el empleo "durará dos años", aunque algunos efectos sociales sí se percibirán durante más tiempo.

Así se ha expresado Armengol durante su discurso en el Debate de Política General que celebra esta semana el Parlament balear. El Govern estima que Baleares crecerá un 11,6% del PIB este año y un 12,1% en 2022, con lo que calculan que en dos años podrá recuperar la caída histórica que se produjo en 2020 con el estallido de la pandemia.

Armengol ha vinculado esta previsión a la "vuelta gradual a la normalidad" gracias a las medidas sanitarias, la vacunación, y los recursos desplegados para "fortalecer el escudo social". "Todo esto nos permite decir hoy que las restricciones pronto serán sólo pasado, que la pandemia va dejando lugar a la recuperación, que será rápida y completa", ha expresado.

La presidenta ha defendido que la temporada turística este verano ha sido prueba de esa reactivación, puesto que "nadie ha conseguido crear más empleo, ni generar más facturación". Así, Armengol ha vuelto a rechazar el dilema entre salud y economía afirmando que "no había otra manera de salvar la economía" que "cerrar los primeros para abrir después con más rapidez y eficacia".

Según ha indicado, Baleares ha recuperado el 85 por ciento de la conectividad aérea de 2019 y encabeza las llegadas de turistas internacionales en España, con un 30% del total de viajeros, mientras que el turismo nacional "ha alcanzado las cifras de 2019".

"Hoy podemos decir a este virus, que, en esta nueva fase caracterizada por la inmunización, no volverá a marcarnos el paso", ha enfatizado, recalcando que se han llegado a administrar más de 108.000 vacunas en una semana. Con todo, ha pedido a quienes no se han vacunado que lo hagan "porque plena vacunación significará plena recuperación".

La presidenta ha celebrado que los servicios públicos esenciales han demostrado "su valor y capacidad de adaptación, desmontando los discursos falaces y populistas de aquellos que prometen bajar impuestos para después subirlos, de aquellos que nunca explican a qué renunciarán para compensar la caída de ingresos" --en una referencia velada a la presidenta del PP balear, Margalida Prohens, que recientemente ha prometido rebajas fiscales si gobierna--.

LISTAS DE ESPERA

Por otro lado, Armengol ha comunicado que se ha activado un plan de choque contra las listas de espera para reducir la demora un 20% anual durante dos años.

Este plan "supondrá más actividad extraordinaria", renovar contratos de un millar de profesionales y derivaciones a hospitales con concierto o privados, para "recuperar la situación anterior a la pandemia".

CONTINUAR EL TRABAJO ANTERIOR A LA PANDEMIA

Por todo ello, la presidenta ha asegurado que ahora se acelerará "el camino del progreso" iniciado antes de la pandemia, en materias como la lucha contra el cambio climático o la modernización de servicios públicos. Además, ha apelado a la necesidad de afrontar retos como el crecimiento poblacional o la diversificación económica.

Entre otras materias, Armengol ha anticipado "reformas para erradicar para siempre el turismo de excesos" con una nueva ley general turística, en la que ya están trabajando; o el inicio del tercer plan de fosas y la creación de un banco de ADN para "reparar el drama de los niños robados durante la dictadura".

También, en otros campos, Armengol ha avanzado que el Govern desplegará nuevos programas de parques fotovoltaicos con el objetivo de alcanzar más de 600 megavatios en 2023; y que la planta de hidrógeno de Lloseta estará lista este año para comenzar a producir.

Igualmente ha mencionado intervenciones en la red de abastecimiento de agua y actuaciones en depuradoras; planes de empleo dirigidos a personas trans o mujeres víctimas de violencia de género; adquisiciones de cinco nuevos trenes eléctricos; y ampliar las reservas marinas del Toro y les Malgrats y crear la de la Serra de Tramuntana, entre otras actuaciones.

RÉGIMEN ESPECIAL DE BALEARES

Respecto al Régimen Especial de Baleares (REB), Armengol se ha limitado a señalar que las ayudas estatales "no sustituyen la necesidad de contar" con este instrumento "que ha de mitigar el déficit de competitividad" de las empresas debido a la insularidad.

Así, ha añadido que seguirán reclamando "la parte fiscal del régimen especial que no se ha aprobado" y "empujando, desde el diálogo, para que se desarrolle "completamente el acuerdo aprobado". "Y muy pronto veremos los resultados", ha sugerido.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana